Dobble, más que un juego de cartas

Una buena forma de reunir a la familia es con una tarde de juegos. En el mercado hay infinidad de juegos de mesa pero ninguno es tan divertido y  muy sencillo de jugar como lo es Dobble, más que un juego de cartas. Es un juego que en apariencia es muy  muy simple, pero que al comenzar a jugar se activa la diversión y la astucia. Para jugar Dobble hay que estar atento de las cartas que salen y ver cada detalle con detenimiento pero con rapidez. 

Dobble, juego de habilidad, Asmodée

Precio: 14,39
A partir de 18 noviembre, 2018 8:43 am  
Compra AHORA
Amazon.es
Espero a que baje el precio

Histórico de precios

Estadísticas

Precio actual 14,39€ 18 noviembre, 2018
Precio actual 18,95€ 29 julio, 2018
Precio actual 11,99€ 12 octubre, 2018
Desde 24 mayo, 2018

Últimos cambios de precios

14,39€ 14 noviembre, 2018
14,89€ 8 noviembre, 2018
14,99€ 5 noviembre, 2018
14,39€ 4 noviembre, 2018
14,99€ 31 octubre, 2018

Dobble juego de mesa

Dobble viene en una caja muy vistosa, la cual contiene 55 cartas con una representación de más de 55 símbolos distintos, estas cartas vienen en un estuche de metal muy llamativo que protege  las cartas de la humedad y el exceso de calor. Dobble llega a pesar aproximadamente 209 gramos, las cartas miden 13cm x 7cm x 13cm. Se puede jugar desde dos jugadores hasta un máximo de ocho. El juego está pensado para estimular la velocidad, la observación  y los reflejos de los competidores.

¿Cómo se juega Dobble?

Para comenzar a jugar Dobble es necesario saber que cada carta trae ocho símbolos distintos, de los cuales solo uno es idéntico al de otra carta. Su forma y color son idénticas en ambas cartas, solo suele variar el tamaño de símbolo. En el mazo de cartas hay un total de 22 elementos diferentes, los cuales llegan a ser muy diversos, algunos representan flores,  otros animales, diferentes objetos de uso cotidiano, entre otros.

La idea básica de Dobble es que al tomar dos cartas y se observan, se han de encontrar el elemento común que las une o empareja, con lo que la velocidad es un elemento importante en esta misión. Dicho de esta manera, puede parecer que Dobble es un juego bastante simple y monótono, pero la realidad es que cuenta con cinco formas diferentes de jugarlo, cada una cuenta con su dificultad y diversión.

Cada partida de Dobble  cuenta con cinco rondas, cada ronda se puede jugar de forma ordenada, desordenada, algunos o todos a la vez. Gana la partida el jugador que haya acumulado la mayor cantidad de puntos.

Mini juegos de Dobble

Primer mini juego de Dobble, la torre infernal. A cada jugador se le reparte una carta, ésta debe estar colocada al frente de cada uno, boca abajo de tal manera que nadie sepa cuál tiene y cuál le toco al otro.  El resto se coloca en el centro de la mesa formando una torre, éstas deben estar boca arriba.  La idea de este mini juego es que todos volteen su carta al mismo tiempo y el primero que consiga el elemento común  con la que está en el tope de la torre de cartas, lo nombra y se apropia de esa carta y así sucesivamente hasta acabar con la torre, gana quien haya acumulado la mayor cantidad de cartas.

Segundo mini juego de Dobble, el foso. Este mini juego funciona de manera contraria al anterior. En este caso se reparten todas las cartas entre los jugadores, hasta que quede una sola en el centro de la mesa. En este caso los jugadores deben deshacerse de su torre de cartas lo más rápido posible, siempre tomando en consideración el elemento común. En este caso pierde el jugador que se  deshaga de último de su torre.

Tercer mini juego de Dobble, la patata caliente. En este caso se repare un carta  cada jugador, éstas se encuentran boca abajo. La idea es voltearlas todos a la vez, encontrar el elemento común con alguna de las cartas de los otros jugadores y colocársela en su lugar. Lo bueno es que si ya alguien nos ha colocado alguna carta, al momento de conseguir el común en otro jugador, se puede colocar ésa (la común) y las otras.   Se pueden hacer muchas rondas, tantas como sean posible, pero lo mínimo sería cinco rondas.

Cuarto mini juego de Dobble, ¡A por todas!. En esta oportunidad se coloca una carta en el centro y alrededor de ella el mismo número de cartas como de jugadores haya. La idea del juego es encontrar entre las cartas un elemento común con la del centro. El jugador que lo encuentre, nombra cual es el elemento y coloca la carta de su lado.  Cuando ya no queden cartas alrededor de la central, se cambia ésta  por un nuevo del mazo y se reparten de nuevo las del alrededor. Gana el jugador que más cartas haya conseguido.

Quinto y último mini juego de Dobble, el regalo envenenado. Se reparte una carta a cada jugador, colocada boca abajo. En el centro se coloca una boca arriba, luego todos a la vez voltean su carta, el juego consiste en que cada jugador debe hallar un elemento común de la carta del centro con la de otro jugador, luego ella se añade en el mazo del jugador afectado. El juego lo gana el que tenga el mazo más pequeño de cartas.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: